Otro

El sablarium en memoria y el Loto marino


El sablarium como recuerdo (a partir de 4 años) Su hijo llena la mitad de un frasco de vidrio con arena y luego agrega todo lo que quiere reproducir lo más cerca posible de la playa: conchas, guijarros pequeños, figuritas ... dejar que su imaginación hable. Si opta por un frasco grande, busque arenas de diferentes colores para superponer. La representación será aún más estética. La lotería marina (a partir de 4 años) En la arena, dibuja dos filas de 3 o 4 cajas cada una. En la primera fila, coloque un objeto diferente en cada cuadro: una concha, un guijarro, un balde, una pala ... Una vez que haya terminado, su hijo debe llenar el cuadro de abajo con un objeto que se parezca lo más posible anteriormente. Atención, para que este juego funcione, cada objeto debe tener su duplicado en la playa. Con niños mayores, haga la regla un poco más complicada colocando dos objetos en cada cuadro.

El sablarium en memoria (a partir de 4 años)

  • Su hijo llena la mitad de un frasco de vidrio con arena y agrega todo lo que quiere para reproducir la playa lo más cerca posible: conchas, guijarros pequeños, figuras ... Depende de él dejar que su imaginación hable.
  • Si opta por un frasco grande, busque arenas de diferentes colores para superponer. La representación será aún más estética.

La lotería marina (a partir de 4 años)

  • En la arena, dibuja dos filas de 3 o 4 cajas cada una.
  • En la primera fila, coloque un objeto diferente en cada caja: una concha, un guijarro, un balde, una pala ... Una vez que haya terminado, su hijo debe llenar la caja desde abajo con un objeto que se parezca lo más posible al de anteriormente.
  • Atención, para que este juego funcione, cada objeto debe tener su duplicado en la playa.
  • Con niños mayores, haga la regla un poco más complicada colocando dos objetos en cada cuadro.